Baños de vapor profesional.

Creamos ambientes versátiles que benefician la respiración y la piel con nuestros baños de vapor profesional.

Cabinas en diferentes temperaturas y distintos porcentajes de humedad, adaptándose a cualquier tipo de espacio y diseño. Los baños de vapor profesional Klafs se distinguen por la calidad.

Beneficios del baño de vapor

El baño de vapor te ayuda a mejorar tu sistema inmune y activan los mecanismos de defensa del sistema inmunológico.

Otra ventaja es que este tipo de baños liberan las toxinas y se reflejará en una mejor salud y una piel más tersa.

La relajación que se logra te ayudará a liberar el estrés acumulado.

Hay una mejoría en la circulación, por lo que llegan más nutrientes a tu cuerpo que te ayudan a mejorar la piel.

Cómo tomar un baño turco

1- Calentamiento

El calentamiento dura normalmente entre 15 y 20 minutos. En el interior del baño turco es necesario permanecer en posición sentada o semiestirada, cubiertos con toallas u otros tejidos transpirantes. Además del vapor, es posible disfrutar también de la aromaterapia, con aceites esenciales elegidos para despertar, refrescar, estimular o relajar. También los colores de la cromoterapia actúan de forma benéfica sobre el cuerpo y la mente. Se termina con una ducha fresca y unos minutos de relax en la tumbona. La duración no debe superar lo 15-20 minutos.

2-Enfriamiento

El enfriamiento prevé un baño rápido o una ducha fría para tonificar de nuevo el cuerpo.

3-Baño turco – ducha fría

Ciclo baño turco – ducha fría.

También en este caso, al final de las primeras dos fases lo ideal sería relajarse durante por lo menos un cuarto de hora, tal vez incluso sometiéndose a un ligero masaje relajante.

Es importante reintegrar los líquidos perdidos bebiendo agua, zumos de fruta o infusiones.